Garamendi dice que CEOE no tiene ninguna obligación de acordar que el SMI alcance el 60% del salario medio
21/06 18:59   Fuente:Europa Press

SANTANDER, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha recalcado que el objetivo de que el salario mínimo interprofesional (SMI) alcance el 60% del salario medio es un acuerdo entre los dos partidos que gobiernan en España que la patronal empresarial "no tiene ninguna obligación de asumir", aunque sobre el que tampoco tiene derecho de veto.

"Que el SMI llegue al 60% del salario es un acuerdo del Gobierno de PSOE con Podemos, no conmigo. Es así y nosotros no tenemos ninguna obligación de asumir algún acuerdo de dos partidos que están gobernando que va a tener toda la legitimidad", ha resaltado Garamendi durante el seminario 'La economía de la pandemia' organizado por APIE en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, para añadir que si es un acuerdo que los empresarios tienen que cumplir, no tiene "ningún inconveniente".

El presidente de la CEOE también ha resaltado que la patronal renunció a participar en el grupo de expertos creado para diseñar la subida del salario mínimo interprofesional porque "para eso está el diálogo social".

"El grupo de expertos dirá lo que tenga que decir, pero es lo que es, un grupo de expertos. Expertos, en mi santa casa, tengo cientos, por lo tanto no me gusta ese término del grupo de expertos, que parece que son los sabios y que los demás no sabemos nada. Llevamos 40 años haciendo acuerdos y nunca vamos a participar en estos planteamientos", ha apostillado.

El presidente de la CEOE ha recordado que la subida del SMI es una facultad del Gobierno, previa consulta con los agentes sociales, y aunque no es partidario de subirlo, tampoco tienen derecho de veto desde la patronal.

"Una previa consulta no es que tenga que decir que sí o que no. El último salario mínimo la CEOE lo ha aprobado, pero pensamos que ahora no es el momento, pensamos que ahora hay que consolidar la solvencia, problema de empresas medianas y pequeñas, y pensamos que lo que es importante es consolidar los puestos de trabajo", ha defendido Garamendi.

REFORMAS LABORAL Y DE PENSIONES

Respecto a las negociaciones con el Gobierno y las organizaciones sindicales para la reforma del sistema público de pensiones, Garamendi ha señalado que "no va mal, pero todavía quedan flecos". "La música me gusta, pero hay que ver la letra", ha esgrimido.

En todo caso, ha declinado abundar más en este asunto pues cree que la confianza y la discreción "son las mejores compañeras para que ese acuerdo llegue cuanto antes", ya que todavía no está cerrado. "Cuando la mesa está abierta es muy difícil decir las cosas. Como cuando estabas en el 'cole', 'progresa adecuadamente'", ha bromeado.

Otro de los puntos de negociación abierto, más 'caliente', es el de la reforma laboral, respecto a la cual ha dicho, que su posición "es muy clara": "Si es para hacer más restrictivo el sistema, el Gobierno no contará con nuestro beneplácito", ha avisado.

"Esta reforma tiene que venir después de verano y creo que nos sentaremos, pero nuestra posición es clara", ha dicho el presidente de la patronal, recordando que "en las condiciones que está marcando Bruselas no habla de la reforma laboral", sino de cambios en la contratación, o la inserción laboral de los jóvenes o de los mayores de 50 años.