(AMP) La CMA británica ve problemas para la competencia en la compra de las torres de Hutchison por Cellnex
13/07 18:44   Fuente:Europa Press

Cellnex y Hutchison tienen cinco días para presentar alegaciones para evitar la fase 2 de la investigación

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La autoridad de competencia y mercados británica (CMA) ha señalado este martes que ha detectado problemas para la competencia en la compra de las torres de telecomunicaciones de CK Hutchison en el país por parte de Cellnex.

De acuerdo con el regulador británico, la operación supondría aumentar el poder de Cellnex como primer operador del mercado, lo que podría traducirse en menor calidad y mayor aumento de precios en los servicios de la empresa española debido a "la limitada competencia" que la empresa afronta por parte de operadores de redes móviles y proveedores independientes de torres.

En su lugar, la CMA sugiere que Hutchison podría haber vendido las torres a un operador con menor cuota de mercado para "fortalecer la competencia" y conseguir su objetivo de monetizar sus infraestructuras pasivas igualmente.

El regulador ha dado un plazo de cinco días laborales para que Cellnex y Hutchison presenten sus alegaciones o posibles modificaciones en la operación para evitar los problemas de competencia planteados por la autoridad.

Posteriormente, la CMA tendrá el mismo plazo para examinarlos y, si sus miembros no se ven satisfechos por los argumentos, comenzará la fase 2 de la investigación para llevar a cabo un análisis más detallado y establecer posibles condiciones para el cierre de la transacción.

El asesor económico jefe de la CMA, Mike Walker, ha resaltado en un comunicado la importancia de que los británicos puedan usar sus teléfonos con precios bajos y ha resaltado que el acuerdo podría ayudar a que Cellnex "bloqueara" su posición e "impidiera que emergiera nueva competencia directa".

LA OPERACIÓN

La operación comprende la compra por parte de Cellnex de 6.000 emplazamientos construidos y 600 por construir de la empresa británica en el país y es parte de una transacción mayor valorada en 10.000 millones de euros, la mayor realizada hasta ahora por la empresa española.

El extremo británico es el último que falta por despejar después de que la competencia italiana, también en segunda fase, aprobara hace alrededor de un mes la compra de 9.100 emplazamientos en el país.

Previamente también se habían cerrado las transacciones de Austria (4.500 en cartera y 400 por construir), Dinamarca (1.400 instaladas y 500 en proyecto), Irlanda (1.150 y 100 por construir) y Suecia (2.650 operativas y 2.550 proyectadas a futuro).

En total, el operador español pactó hacerse con los 24.600 emplazamientos de la empresa asiática en Europa.

Posteriormente, ha cerrado otras operaciones como la adquisición de 1.600 torres de la polaca Polkomtel y una ampliación de capital de 7.000 millones de euros entre cuyos objetivos está conseguir liquidez para seguir adquiriendo compañías en Europa.

Cellnex cuenta en total con 128.000 emplazamientos, 71.000 de ellos en cartera y el resto en proyecto hasta 2028.

IMPACTO EN EL MERCADO BRITÁNICO

En virtud del acuerdo, Cellnex operaría y se beneficiaría de los activos comprometidos por CK Hutchison en una 'joint-venture' con British Telecom (BT), hasta que el compromiso de la empresa conjunta caducara en 2031 y la empresa asiática transfiriera la titularidad de los activos formalmente a la española.

Junto a esta 'joint-venture' llamada MBNL también está presente en el mercado británico de infraestructuras CTIL, la filial conjunta de Vodafone y Virgin Media O2(de la que Telefónica tiene un 50%).

En caso de materializarse la operación, Cellnex incrementaría su cartera en un 40%, según la autoridad de competencia, un porcentaje que, en caso de haber sido adquirido por otra empresa, hubiera aumentado la competencia con la compañía española, pero que ahora deja a sus rivales independientes con cuotas de mercado por debajo de l0%.

Asimismo, la CMA ha constatado que Cellnex ganó en 2020 casi todos los contratos a los que se postuló en Reino Unido.

Además, la autoridad británica considera que CTIL (Vodafone y VM 02) seguirá centrado en sus accionistas más que en ser un proveedor independiente, mientras que la capacidad de autoabastecerse de red de BT podría resultar reducida en función de la posición que tome Cellnex dentro de la 'joint-venture' hasta ahora controlada por Hutchison.

En esta línea, el regulador también considera que la operación podría tener impacto en la capacidad de BT para desplegar el 5G.