(AMP2) Calviño emplaza a la próxima semana para conocer los detalles del nuevo impuesto a la banca
22/07 17:49   Fuente:Europa Press

Tendrá trámite parlamentario para que los grupos puedan incorporar mejoras al texto

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha anunciado que el nuevo impuesto a la banca se aprobará a través de una proposición de ley que se negociará con los grupos parlamentarios y cuyos detalles se conocerán la semana que viene, antes de que finalice el mes de julio.

De este modo, el nuevo impuesto tendrá trámite parlamentario para incorporar "las mejoras más adecuadas" con el fin de conseguir el objetivo de recaudación, sin afectar de forma negativa al crédito ni a la solvencia del sector ni a los ciudadanos, según ha puesto de manifiesto Calviño tras la reunión con las patronales bancarias AEB, CECA y Unacc, las principales entidades financieras españolas y el gobernador y la subgobernadora del Banco de España, Pablo Hernández de Cos y Margarita Delgado.

Calviño también ha defendido al Ministerio de Hacienda como encargado de diseñar el nuevo impuesto al asegurar que el departamento que dirige María Jesús Montero tiene "muchísima experiencia" para evitar que el gravamen tenga un impacto negativo en el crédito y en los clientes. "Hay un interés compartido por parte de los bancos de claramente contribuir a arrimar el hombro y contribuir al bienestar de los ciudadanos", ha ahondado.

La vicepresidenta primera ha asegurado al sector que este impuesto es "la decisión correcta" para repartir "los esfuerzos" que suponen el impacto de la guerra y de la elevada inflación. También ha indicado que el sector le ha trasladado el deseo de "no ser estigmatizado" y ser considerado una actividad que "contribuye a las demandas sociales y al crecimiento económico".

Siguiendo con el impuesto, Calviño ha explicado que uno de los objetivos de la reunión era trasladar a la banca las razones para imponer el nuevo gravamen, como el menor impacto del alza de los precios energéticos, la recuperación económica o el previsible aumento de ingresos y beneficios del sector ante la subida de tipos en la eurozona, principalmente.

La vicepresidenta primera también ha señalado que las medidas de respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania y el alza de los precios suponen un coste fiscal de 30.000 millones de euros, una movilización de recursos públicos que hace necesaria "financiación adecuada", también con el objetivo de "seguir en la senda de reducción del déficit y la deuda públicos".

En este sentido, Economía prevé una "contribución especial temporal" de las grandes empresas eléctricas, gasistas y petroleras, así como de las entidades bancarias, ambos sectores para los que se han anunciado sendos impuestos.

"Creemos que es claramente el momento de arrimar el hombro y desde el Gobierno consideramos que el sector bancario puede y debe responder al impacto de la guerra", ha trasladado la vicepresidenta primera.

Asimismo, la titular de Economía ha defendido que España está manteniendo una "elevada confianza" de los inversores; una muestra de ello sería la subasta de deuda pública a largo plazo que realizó ayer el Tesoro, en la que captó 5.000 millones de euros. De esta forma, ya se ha ejecutado el 68% del programa de emisión a medio y largo plazo previsto para 2022. El coste medio de la deuda se sitúa en el 1,61% y la vida media de la cartera sigue por encima de los ocho años.

El impuesto, anunciado la semana pasada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Debate sobre el estado de la Nación, tendrá carácter extraordinario y temporal, y tiene como objetivo recaudar 1.500 millones de euros al año. En un principio, la tasa estaría en vigor durante dos años.

A la reunión, que ha encabezado Nadia Calviño, han asistido la presidenta de la AEB, Alejandra Kindelán, el director general de CECA, José María Méndez, y la secretaria de Unacc, Cristina Freijanes.

Por parte de los bancos, han acudido el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez; del presidente de BBVA, Carlos Torres; del presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu; del presidente de CaixaBank, Ignacio Goirigolzarri, y del presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga. Según han explicado fuentes financieras a Europa Press, Bankinter no ha podido acudir por motivos de agenda.

RESPUESTA DEL SECTOR

Tras la comparecencia de Calviño, se ha dado la palabra a los representantes de las patronales bancarias. Por un lado, la presidenta de la AEB ha afirmado que "no es el momento" para aprobar un nuevo impuesto a la banca y que "no es una medida" que resuelva el problema de la inflación, "sino todo lo contrario, no ayuda a mejorar ni el crecimiento económico ni el empleo".

Esta es la postura mostrada también por el director general de CECA, José María Méndez, quien ha considerado que este nuevo gravamen "no es un instrumento adecuado" para luchar contra "el principal problema de la economía española", que es la inflación.

FONDOS EUROPEOS E INCLUSIÓN FINANCIERA

Por otro lado, Calviño ha señalado que la reunión también ha ido encaminada a abordar con el sector financiero las incertidumbres a las que se enfrenta la economía española y mundial, así como la subida de tipos anunciada ayer por el Banco Central Europeo (BCE).

Al respecto, ha informado que el gobernador del Banco de España ha trasladado tanto al Gobierno como a las entidades las decisiones tomadas ayer por el consejo de gobierno del BCE, tanto el aumento en 50 puntos básicos de los tipos de interés como los detalles del nuevo mecanimos antifragmetación de la eurozona.

Calviño también ha señalado que la banca ha mostrado su "predisposición" a tener "un papel más activo" en la canalización de los fondos europeos en la segunda mitad del año y ha anunciado para finales de septiembre la puesta en marcha de un plan de inclusión financiera en el ámbito rural para identificar las necesidades de los municipios de 500 habitantes.

Se trata de medidas que la vicepresidenta ha enmarcado en la colaboración entre el Gobierno y el sector, del que parten iniciativas como los créditos ICO o las iniciativas elaboradas para mejorar la educación y la inclusión financieras.