Los montes gestionados por Ence propician anualmente la retirada de 230.000 toneladas de CO2 de la atmósfera
02/08 11:13   Fuente:Europa Press

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Las masas forestales gestionadas por Ence alcanzaron un balance neto positivo de captura de carbono de más de 62.600 toneladas el pasado año, lo que supone que los montes que gestiona el grupo propician cada año la retirada de la atmósfera de más de 229.500 toneladas de CO2, una cantidad equivalente a las emisiones de gases de efecto invernadero que, en promedio, provocan unas 33.500 personas en España cada año o 170.000 coches particulares, informó la compañía.

A través de un pormenorizado análisis de los montes gestionados por la compañía, cuyos resultados han sido validados recientemente por una entidad independiente, se ha constatado un balance neto positivo de carbono de estas masas forestales.

En concreto, el cálculo se ha realizado sumando toda la absorción de carbono propiciada por el crecimiento de los árboles, y detrayendo posteriormente las retiradas de madera y biomasa, a lo largo del año pasado.

Así, un balance anual neto positivo de carbono implica que, durante el periodo de estudio, los montes gestionados por el grupo papelero y energético han retirado más carbono de la atmósfera (mediante la captación de moléculas de CO2) del que se ha extraído de esas masas forestales en forma de madera y biomasa.

En total, se han estudiado 44.345 hectáreas, lo que supone el 71% de la superficie neta total gestionada por Ence. De esta forma, se han analizado todas aquellas masas forestales destinadas al suministro de madera y biomasa. El resto, aquella superficie cuyo fin es la conservación u otros usos, como la extracción de corcho, no se ha tenido en cuenta para este primer análisis, al no disponerse por el momento de los datos necesarios.

Fuera del ámbito de este estudio se encuentra el CO2 capturado por todas aquellas masas forestales de las que Ence, para la producción de celulosa y la generación de energía renovable con biomasa, aprovecha su materia prima, y que constituye una magnitud muy destacada, relacionada directamente con la actividad de la compañía.

De esta forma, el grupo contribuye al Objetivo de Desarrollo Sostenible (OSD) de Naciones Unidas número 13 (Acción Climática) y, en concreto, a la mitigación del cambio climático a través del efecto sumidero de sus masas forestales.

El pasado año Ence estableció como objetivo la reducción de emisiones en sus instalaciones. Así, para 2025, quiere reducir un 25% las emisiones específicas de alcance 1 y 2 de sus biofábricas respecto a 2018, el año base en el que la compañía comenzó a analizar su huella de carbono de forma integrada.