Credit Suisse cree que la subida salarial del 4,5% representaría menos del 2% del beneficio de la gran banca
30/11 14:38   Fuente:Europa Press

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Credit Suisse estima que el incremento salarial del 4,5% pactado entre la Asociación Española de Banca (AEB) y sindicatos para 2023 representaría menos del 1% de las previsiones de beneficio neto para CaixaBank y Santander, y menos del 2% para BBVA, según se recoge en su nuevo análisis sobre el impacto de la medida.

Este martes, la AEB y los sindicatos CCOO y UGT acordaron aplicar un incremento del 4,5% de las tablas salariales para 2023, frente al 1,25% pactado en convenio para el próximo año, con el objetivo de paliar la situación "extraordinaria" de elevada inflación, que en noviembre se situó en el 6,8%, según los datos provisionales del INE.

Credit Suisse prevé que la inflación en España cierre el año con una media del 9% y recoge la intención de estos dos sindicatos de volver a hablar con la patronal en 2023 tras conocerse el dato de inflación definitivo para 2022 y los beneficios que registren los bancos para todo el ejercicio.

"Como miembros de la AEB, Santander y BBVA hará cumplir el nuevo convenio colectivo", señala el análisis, que también incluye a CaixaBank, a pesar de que esta entidad está adherida a la otra patronal bancaria, CECA.

En el caso de la CECA, Credit Suisse cree que también se producirán conversaciones con los sindicatos en los próximos meses. Fuentes sindicales han informado a Europa Press que la negociación con esta asociación se ha paralizado por la celebración de elecciones sindicales en los principales bancos asociados, y que se están produciendo este miércoles. Los sindicatos prevén retomar las conversaciones con CECA tras los comicios.

Teniendo todo esto en cuenta, los analistas d Credit Suisse creen que un aumento salarial del 4,5% representarían menos del 1% del beneficio neto estimado para CaixaBank y Santander, y menos del 2% para BBVA.

Sin embargo, indican que otros bancos del sur de Europa han abordado la elevada inflación ofreciendo pagos únicos a sus empleados, por lo que no descartan que pueda ser otra opción también para las entidades españolas.