Axesor mantiene la calificación 'A' con tendencia "en observación" y prevé una caída del PIB del 5,5% en 2020
06/04 11:53   Fuente:Europa Press

Augura un déficit del 5% y una deuda superior al 100%, aunque cree que el shock será "puntual" y la economía crecerá un 5,9% en 2021

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La agencia de rating Axesor mantiene la calificación no solicitada de España en 'A' con cambio de tendencia de "estable" a "en observación", sujeta a la evolución de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que estima que provocará una contracción de la economía del 5,5% este año, con un déficit público superior al 5% y una deuda pública por encima del 100% del PIB, aunque el shock será "puntual" y podría registrarse un repunte del PIB del 5,9% en 2021.

La calificación, que tiene en cuenta las medidas implementadas por el Gobierno para paliar el impacto del Covid-19, refleja "el mejor punto de partida de la economía española" para afrontar la situación de emergencia frente a la presentada en 2008, ya que, a pesar de la ralentización que se viene produciendo desde los meses anteriores, España creció un 2% en 2019, por encima de Francia (1,6%), Alemania (0,6%) e Italia (0,2%).

Incluso, destaca Axesor, en el cuarto trimestre del año la economía registró un avance del 0,5%, superando la media de la Unión Europea (0,1%) y de la economía germana, cuyo crecimiento fue del 0%.

No obstante, advierte de que la crisis del coronavirus "hará mella en la economía española", especialmente por su dependencia del sector turístico, el parón de actividades industriales y la contracción del consumo. A este respecto, vaticina una contracción del 5,5% para el año 2020.

Aún así, considera que se trata de un "shock puntual" que derivará en una "progresiva recuperación" a lo largo del segundo semestre del año, con un repunte de la actividad que podría superar el 5,9% en 2021.

Por ello, explica que la situación de alerta sanitaria que se está produciendo no afecta, por el momento, a la calificación crediticia del Reino de España otorgada por Axesor Rating, pero sí cambia su tendencia desde "estable" a "en observación".

EL DÉFICIT SE DUPLICARÁ al 5% Y LA DEUDA REBASARÁ EL 100% DEL PIB

Entre las potencialidades de la economía española para afrontar un escenario económico incierto cita los menores niveles de deuda de familias y empresas respecto a los de los años previos a la crisis económica de 2008, la persistencia del superávit por cuenta corriente impulsado por la buena marcha del sector exterior y el dinamismo del mercado laboral, pese a los "síntomas de agotamiento".

En este sentido, señala que estos factores se ven impulsados por la política monetaria "ultraexpansiva" puesta en marcha por el Banco Central Europeo y los bajos precios del petróleo. También ha tenido en cuenta la positiva evolución del PIB per cápita (todavía por debajo de la media comunitaria), que "sorteará el impacto de un posible alargamiento de la crisis sanitaria con el efecto rebote previsto para 2021, sujeto a la evolución de las incertidumbres sobre las que se construye este escenario".

Todo ello "bajo un marco institucional sólido, reforzado por la pertenencia a la Unión Europea y la cada vez mayor posición de liderazgo de España dentro de las instituciones europeas", destaca.

En la parte contraria, sostiene que los riesgos vienen determinados por el previsible deterioro de las finanzas públicas lo que podría duplicar la cifra de déficit con la que se cerró el pasado año 2019 (2,64%), hasta niveles superiores al 5%, así como por el incremento de la deuda pública que superará, de nuevo, el 100% del PIB.

A este respecto, muestra su preocupación porque en 2019 se haya "revertido el esfuerzo de consolidación fiscal de los años previos" y que, por primera vez desde el inicio de la recuperación, el déficit se haya incrementado, al tiempo que subraya la necesidad de reformas estructurales en la Seguridad Social.

Además, el impacto de la crisis sanitaria en el sector turístico (que representa un 15% del PIB) se trasladará al mercado laboral lastrado por la dualidad, a lo que se suma "la excesiva dependencia de la deuda externa, la elevada tasa de dependencia y la elevada cifra de población en riesgo de exclusión social".

LAS MEDIDAS PODRÍAN SER "INSUFICIENTES"

En cuanto a las medida, Axesor espera que algunas de las medidas ya aprobadas por el Gobierno tengan un efecto positivo en la contención de los efectos más perversos y sirvan como "muro de contención" para evitar una crisis de liquidez.

A este respecto, valora la línea de avales de 100.000 millones de euros para la financiación de pymes, así como los 12.000 millones de euros a través del ICO y Cesce, si bien cree que podrían resultar "insuficientes" si finalmente el periodo de confinamiento y parón de actividad termina alargándose más de lo inicialmente previsto.

También valora medidas como la moratoria en el pago de hipotecas sobre vivienda habitual y locales y oficinas de autónomos, así como la nueva propuesta de préstamos al consumo, y destaca el "beneficioso" programa del BCE con 750.000 millones.

A su juicio, el mercado laboral será el que más sufrirá el shock económico, pero la canalización del mismo vía ERTE evitará un repunte de la tasa de paro hasta los niveles máximos de la última crisis, aunque con una mayor incidencia en los empleos de carácter temporal.

Igualmente, avisa de que el potencial de crecimiento futuro de la economía española se verá limitado por la tasa de dependencia (del 54,3%), una de las más elevadas de la Unión Europea y que, además, no deja de crecer.